EXPRESS

OPINION

Alfonso Meza y Carmona.

LA SOCIEDAD DEL TEMOR.

Cientos de miles de mexicanos no tenían que haber muerto de esa cruel manera, asociado su fallecimiento al Covid-19 que ha llenado de luto y de dolor a miles de familias mexicanas que vieron con impotencia, con inmenso dolor como la vida de sus seres queridos se esfumaba ante un sistema de salud colapsado para el que obviamente no estaba preparado, sucede que vivimos en un país subdesarrollado con muchas carencias, las de salud, saltan a la vista, un país con múltiples enfermedades de todo tipo que hacen vulnerable a la sociedad.

Así vimos como familiares, amigos, vecinos, conocidos sucumbieron ante una terrible enfermedad a la que no se le dio la importancia debida, no existió – mi percepción- una verdadera estrategia para afrontar un tema muy delicado y a pesar de la voz profesional de muchos médicos que no fueron escuchados, el tema se enrareció, se mezcló la política, algo que nunca debió ocurrir mientras la muerte sigilosa fue avanzando inexorablemente, destrozando familias y minando una economía de por si frágil, una enfermedad que terminó con los sueños de cientos de miles de mexicanos que pensaron a mi no me va suceder, una enfermedad que vino a cambiar nuestra forma de vida, dejó más pobres a los pobres y a una sociedad en muy mal estado, situación que perjudicó a millones de compatriotas que hoy viven en situaciones extremas.

Fuentes de trabajo perdidas, cientos de miles de personas cuya vida y la de sus familias es incierta, sueños truncados, vidas destrozadas, hoy tenemos un país colapsado, dividido, con bandos de un lado y de otro, en momentos en que la unidad debería de imperar, se trata de salvar este país, de su gente.

En tanto nuestra maltrecha economía sufre uno de su peores momentos documentado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) quien publica que la caída del Producto Interno Bruto (PIB) es del 17.3 % en este segundo semestre, vaya que está haciendo estragos la pandemia y una muy mala noticia para los mexicanos.

Quisiéramos volver a nuestro pueblo en sus trabajos, que la economía fuera diferente, repuntara que diera certeza a cientos de miles de mexicanos que todos los días luchan por su sobrevivencia, al humilde vendedor que va por la calle tratando de obtener algunas monedas, al emprendedor, aquel que no ha tenido ninguna apoyo, ni la disminución de cargas fiscales, al que nos presta un servicio y que todos los día se expone para poder vivir.

Algo nos queda muy claro, la vida no se puede detener, tiene que seguir su curso, siempre ha sido así, la historia lo ha demostrado en épocas aciagas cuando las más funestas pestes han azotado al mundo, sin embargo el hombre se ha repuesto, esos esperamos de esto, la lección ha sido clara.

Esta generación siempre va recordar esta pandemia, asimilar las duras lecciones, las reflexiones están ahí para recordarnos que somos falibles, hoy estamos, mañana ya no, pareciera ser la brutal enseñanza.

Recordaremos que en esta época prevaleció el temor, el miedo que nos obligó a estar en casa, que no pudimos ir a acompañar al amigo, al familiar en su partida, seremos recordados como la “sociedad del miedo” del temor, las circunstancias a eso nos han llevado que hace que veamos con recelo a aquellos que no pidieron sufrir mucho menos contraer una terrible enfermedad como la de Covid-19, así somos, es parte de nuestra idiosincrasia, la traemos en los genes.

Finalmente, dejemos la política para mejores tiempos, ni busquemos justificantes en tiempos idos, veamos el presente con optimismo, afrontémoslo con valentía, vivir del pasado nos va enfermar aún más y llenar de odio, ese del que no queremos se apoderé de nuestra sociedad.

En México tenemos un dicho que dice “palo dado ni dios lo quita” lo cual resume la tragedia que estamos viviendo pero también sabemos que mañana saldrá el sol, la tormenta amainará, así que no pierda el ánimo.

LAS BREVES EXPRESS. A nivel de piso se ha insistido en uso de cubrebocas pero en el caso de Dr. Gatell ha dicho que ese aditamento es meramente una medida auxiliar, el ejemplo enseña y en la terrible situación que vivimos el cubrebocas es una señal de respeto hacia los demás, debería ser obligatorio ante la pandemia…En próximos días México alcanzará la cifra de 50 mil fallecidos por las complicaciones respiratorias asociadas a Covid-19 qué está pasando?…La corrupción no se ha acabado, simplemente se ha perfeccionado o cambiado en algunas formas, sucede que si usted fue pudiente, su familia puede conseguir que se cambie el acta de defunción y si su deceso fue por Covid-19 se le puede cambiar por otra enfermedad para ser velado, un grave peligro para la población y la misma familia, ahí se lo dejamos de tarea y sucede en Ayuntamientos vecinos que hasta en problemas legales se metieron….Ya se observó en Misantla que autoridades sanitarias en coordinación con las locales ya están fumigando con la finalidad de aminorar el dengue y desinfectar calles, una acción que no se había visto, la salud es lo primero…Vecinos de la Col. Teresita Peñafiel se quejan de las pestilentes aguas que brotan del drenaje y que pueden ocasionar un problema de salud en esa populosa colonia, el drenaje es posible se encuentre tapado por algún descuido lo cual origina que las aguas corran por la calle, los malos olores persisten y esto aunado al Covid-19, agravan la situación, pongan atención autoridades…En algunos lugares del mundo el rebrote del Covid-19 está causando estragos cuando en México no se ha podido controlar, el desorden y la desinformación están a la orden del día, una situación ya grave que no sabemos en lo que va desembocar…La Asociación Ganadera Local de Misantla comunicó que ya no entregará medicamentos de uso veterinario a la población derivado de que autoridades sanitarias lo objetaron… Y vuelve el tema del abandonado Hospital de Misantla, allá por el rumbo del ITSM, un monumento a la ineptitud y corrupción, hoy la Iglesia Católica, a través de la Diócesis de Papantla pide al gobierno se concluya dicho Hospital tan necesario para el pueblo, ojalá se escuche la petición…La pandemia que estamos viviendo no evita que las aspiraciones de personajes a gobernar algún municipio o cargo de representación popular decaiga, ya empezamos a observar movimientos donde el nerviosismo sale a flote, esta elecciones que vienen serán cruciales y muy diferentes a todas, poder es poder…Es natural que todos tengamos temor de salir a las calles, la situación es grave pero tenemos que vencer ese miedo, el hombre no puede estar confinado por siempre, no es su naturaleza, se hace necesario salir a lo indispensable, tomando muchas precauciones, saldremos de esta, obvio todo cambiará…El magisterio de la región ha sufrido importantes bajas, compañeros, amigos que han partido, un inmenso dolor a sus familias, así lo externó el Profr. Edgardo Martínez Juárez Secretario de Organización de la Región V de la Sección 32 del SNTE quien dice que no hay condiciones para volver a clases presenciales, de momento, tiene razón el maestro… La frase de la semana: “No es más grande quien más sitio ocupa sino quien más vació deja cuando se va.”