Podría haber subregistro de fallecimiento por COVID-19 en Veracruz de unas 15 mil personas: Guzmán Avilés

ESTATAL

Die que es una irresponsabilidad muy grande del gobierno morenista de cambiar a color naranja, cuando la curva de contagio va en ascenso.

 

Irineo Pérez Melo.- Al cuestionar la decisión de establecer en color naranja a la entidad veracruzana en el combate de la pandemia del COVID-19 “porque no tenemos las condiciones para ello”, Joaquín Rosendo Guzmán Avilés, presidente del Comité Directivo Estatal del Partido Acción Nacional (PAN), consideró que en Veracruz podría haber un subregistro de fallecimiento por esta pandemia de más de 15 mil personas.

En conferencia de prensa virtual, que realizó de manera conjunta con los diputados locales Juan Manuel De Unánue Abascal y Bingen Rementería Molina, consideró que al colocar en el color naranja a Veracruz es una “irresponsabilidad muy grande para las autoridades correspondientes, porque la curva de contagio va en ascenso cada día más”.

Señaló que actualmente se tienen más de 10 mil personas contagiadas y al abrir las actividades comerciales y sociales, “habrá más contagios”.

Mencionó que esto es “una irresponsabilidad muy grave del gobierno de Morena, que den inicio a unas actividades que ocasionarán más contagios, pero sobre todo que se esté jugando con la vida de los veracruzanos,porque en Veracruz no se está haciendo nada a crear o cerrar acciones que estén dañando a la sociedad en general”.

El dirigente estatal panista lamentó la nula atención a sus propuestas para dar una mejor atención y tratamiento al problema de la epidemia en Veracruz e insistió que con las acciones emprendidas por las autoridades del gobierno de Cuitláhuac García Jiménez, han estado jugando con la vida de los veracruzanos.

Del subregistro del número de enfermos de coronavirus, el panista dijo que es bastante grande. Por cada persona que está falleciendo hay de 8 a 10 que no se están registrando; eso conlleva a que si tenemos en Veracruz mil 500, multiplicado por 10 que no se están registrando, el número es elevado”.

Recalcó que esta situación se presente sobre todo en los municipios ubicados en las zonas serranas y marginadas de la entidad, desconociéndose la forma en que son tratados los enfermos de COVID-19, sobre todo porque en muchas localidades de esas demarcaciones municipales, no se cuentan con los servicios médicos indispensables.

Ante esta situación, lamentó la incongruencia de las decisiones del gobierno estatal en virtud de que ha decidido de cambiar la luz de los semáforos de rojo a naranja en 115 municipios de la entidadUn ejemplo de esto, terció el diputado Unánue Abascal, es lo que sucede en la zona conurbana de Veracruz-Boca del Río, al tenerse en semáforo rojo al puerto de Veracruz y a Boca del Río, que se localiza a escasos kilómetros, se cambia a naranja, por lo que se corre el riesgo de que esto traiga “muchas muertes”.

Ante esta situación, la dirigencia estatal panista, exigió al gobierno de Morena a dejar “de jugar con la vida de las y los veracruzanos. Dejen de dividir a la sociedad y convoquen a todos los colores y a toda la gente para hacer un pacto nacional y saquen adelante al país; si siguen dividiendo al país tardaremos mucho en recuperarnos”, concluyó.